Ponencia del Frente Socialista ante Comité de Descolonización de la ONU

Honorables miembros del Comité Especial:

Señores Embajadores, Señoras embajadoras, Señor Presidente del Comité 24 De la Organización de las Naciones Unidas, muy buenos días y reciban un cordial saludo a nombre del pueblo trabajador puertorriqueño. Mi nombre es Francisco Velgara Valentín, representante de El Frente Socialista de Puerto Rico, agrupación unitaria de organizaciones y personas que defienden la independencia y el socialismo en Puerto Rico. Durante los últimos 16 años hemos comparecido ante ustedes en representación de miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que reclaman que se le reconozca a nuestro país el derecho a su autodeterminación e independencia.

Como ustedes bien saben, desde 1898 el gobierno de los Estados Unidos se apoderó de Puerto Rico y ha mantenido allí un régimen de carácter colonial en violación a toda norma de derecho internacional y en contraposición con la voluntad de las grandes mayorías de nuestro pueblo.

En nuestras comparecencias hemos denunciado ante ustedes el deterioro del régimen colonial y la intensificación de las luchas de nuestro pueblo en contra de las manifestaciones concretas de dominio imperialista.  Hoy venimos nuevamente a reclamar ante este cuerpo que se pronuncie de manera enérgica contra el régimen colonial imperante en Puerto Rico e inste a los Estados Unidos de América a reconocerle a Puerto Rico su derecho natural a la independencia. Y a la vez llamamos la atención de este cuerpo a situaciones actuales que son producto directo de este abuso imperial contra el pueblo trabajador de Puerto Rico.

Tan reciente como el pasado martes 14 de junio, el presidente de los Estados Unidos, señor Barack Obama, visitó a Puerto Rico por unas 4 horas. Miles de puertorriqueños marcharon repudiando esta visita imperial, reclamando la independencia para Puerto Rico y la inmediata excarcelación de nuestro compatriota Oscar López Rivera, que lleva más de 30 años de prisionero político en cárceles de Estados Unidos, por luchar por la independencia de Puerto Rico. La arrogancia del imperio mostró una vez más su falta de respeto al derecho internacional, pues en una visita de apenas 4 horas, donde Obama recaudó ochocientos mil dólares para su campaña presidencial del 2012, en ningún momento señaló intenciones de su gobierno de reparar el daño del colonialismo, si no que recurrió a la frase tradicional del imperio de que “los puertorriqueños tenemos que ponernos de acuerdo”. Es cierto que el destino final del pueblo puertorriqueño deberá ser decidido por nuestra población, pero el problema colonial que padece nuestra nación es ocasionado por una invasión de tropas militares de y sostenido por sus aparatos represivos que criminaliza la lucha por nuestra independencia.

Es nuestro deber recalcar frente a la opinión pública internacional este año, que la actual administración federal de los Estado Unidos ha profundizado en su estrategia de calificar como conducta criminal el anhelo de independencia y reprimir nuestra lucha por la misma. Ejemplo notable de esto lo proveyó un portavoz de su gobierno cuando hace unas seis semanas se refirió a uno de nuestros luchadores por la independencia, Avelino González Claudio, (actualmente prisionero político en cárceles federales de los Estados Unidos). Tanto Avelino como posteriormente su hermano Norberto González Claudio, fueron calificados de “terroristas domésticos”, una nueva categoría que le permite a las agencias represivas federales de violar nuestros derechos y utilizar los recursos de su Homeland Security para perseguir a independentistas.

Esta clasificación de “terroristas domésticos” fue acompañada de la organización de un grupo especial del FBI en Puerto Rico, para perseguir y arrestar a estos nuevos “terroristas”.  Esto demuestra como es que en Puerto Rico cuando comunidades, sindicatos, estudiantes, y diversos actores sociales se organizan para defender sus derechos, deben enfrentarse a los instrumentos represivos de un gobierno extranjero, una violación crasa al derecho internacional,

Vieques y Represalias

Hoy tenemos que traer nuevamente ante ustedes la situación de nuestra isla de Vieques, desde 1940 su población y naturaleza han sido devastadas por el bombardeo criminal de la Marina de Guerra de los Estados Unidos. Tras la lucha de miles de personas y el apoyo internacional, la armada estadounidense cesó sus prácticas militares hace un decenio, pero al día de hoy siguen detonando al aire libre cientos de artefactos explosivos que dejaron en el suelo. Estas acciones de usar modos inseguros y contaminantes (existiendo alternativas viables) denotan una actitud de represalia contra el logro de un pueblo que triunfó tras 60 años de lucha por su vida y atenta contra la salud tanto de viequenses como de todos los pueblos en las cercanías, entidades como las Islas Vírgenes, que también son territorio ocupado por los Estados Unidos y son pueblos que no han alcanzado su plena soberanía. Por todo eso entendemos que este aspecto es un asunto que reclama la atención de este comité y de –al menos– un observador especial de la ONU.

Pena de Muerte

Otro asunto recurrente que recrudece la tensión en el régimen colonial se trata de la intención del gobierno de los Estados Unidos de imponer la pena de muerte en Puerto Rico a través de sus tribunales que operan en nuestro país.

La pena de muerte está prohibida en Puerto Rico desde 1929 y así lo ratifica claramente la Constitución de gobierno interno de 1952, esta misma constitución que se utilizó como argumento por Estados Unidos para lograr la aprobación de la Resolución 748 de la Asamblea General de 1953. Pues por encima de esta Constitución presentada a la ONU las autoridades norteamericanas intentan imponer la pena capital Puerto Rico bajo el pretexto jurídico de que se trata de delitos “federales”. Se trata, pues, de un atropello colonial más a los derechos democráticos de nuestra población.

Imperio y legalidad

Recientemente la Casa Blanca de los Estados Unidos se pronunció respecto a seguir haciendo consultas plebiscitarias sobre la situación colonial impuesta al pueblo puertorriqueño. El Frente Socialista se reafirma en reclamar nuestro derecho a la independencia, al amparo de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y como requisito indispensable para un genuino proceso de descolonización exigimos (1) el traspaso de todos los poderes al pueblo de Puerto Rico;  (2) el retiro inmediato de todo el aparato militar, jurídico y político norteamericano en Puerto Rico; (3) la libertad de todos y todas nuestras presas y presos políticos en cárceles del imperio, junto al cese de persecución a militantes independentistas y políticos que están en libertad. Procesos como el proyectado por el Congreso actual son una muestra más de intenciones de extender el dominio imperial sobre un pueblo latinoamericano.

Genocidio en 2011

Así mismo, con una población de 4 millones de habitantes dentro de Puerto Rico, las muertes violentas promedian 850 anuales en la última década. Sobre el 90% de estas muertes están directamente relacionadas con un narcotráfico de drogas que llegan del exterior y ejecutadas con armas de fuego y balas que también vienen de afuera. Todo esto mientras es el gobierno federal de los Estados Unidos el que controla TODO tráfico de personas y mercancías entre Puerto Rico y el resto del planeta.

La permisividad a la existencia de esta alta presencia de drogas y armas ilegales en Puerto Rico es otra evidencia del daño que acarrea para nuestra población el actual control imperial sobre nuestro país, constituyendo otra de sus probadas prácticas genocidas en contra de diversos pueblos.

Injerencia de la Asamblea General

Este comité especial ha recibido a través de los años suficiente evidencia adicional de que Puerto Rico políticamente es una colonia bajo el control de una potencia extranjera y dado que esta insigne Organización de las Naciones Unidas declaró que el colonialismo es inaceptable, el Frente Socialista insiste en que este Comité Especial debe aprobar una petición urgente de que el caso de Puerto Rico se discuta a nivel de pleno de la Asamblea General lo más pronto posible. Seguir postergando esta discusión e intervención internacional es convertirse en cómplice de un sistema que continúa en su plan de aniquilar una nacionalidad en pos de mantener un enclave económico militar en el Caribe.

¡Viva Puerto Rico Libre y Socialista!

Gracias

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Declaraciones /comunicados, Independencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s