Santiago sigue siendo Santiago

 

Plaza de la Revolución Antonio Maceo. Santiago de Cuba

 

 

 

 

 

 

 

Santiago nos recibió como solo él sabe hacerlo. No más bajamos de las guaguas rompió a sonar el son oriental desde las guitarras de dos hermanas gemelas,  y marcando el ritmo nos llevaron a imponente restaurant en el que la decoración más lograda era la luz natural que penetraba por los vidrios coloreados de sus ventanas.

Entre el chin-chin de las copas y cubiertos nos dieron la “informal” (yo diría calurosa) bienvenida a la ciudad mientras disfrutábamos de algunas recetas típicas de la cocina del oriente cubano entre las que sobresalían los tostones hechos con plátanos y los boniatos (batata) fritos. Ya había escuchado de ese tipo de acogidas pero vivirlo era otra cosa.

A los que llegamos acá por primera vez nos sorprendió  lo cosmopolita de sus edificios, los incontables monumentos y la majestuosidad del monumento al general Antonio Maceo en la plaza que lleva su nombre.

Como habanero quedé asombrada ante las dimensiones de la Catedral Metropolitana, ubicada junto al ayuntamiento municipal en el Parque Céspedes.

Santiago es un reto, una tentación, por eso no perdimos tiempo para comenzar a recorrer sus calles y conocer a su gente. Pero con solo dos días estábamos  sentenciados a la imposibilidad de verlo todo. Posible remedio: moverse con mayor agilidad para emprender otros recorridos una vez cumplido el programa oficial.

Luego de la exitosa presentación de los Hermanos Sanz y Sebastián en la Casa de la Trova, salimos a recorrer a pie la ciudad. Aunque faltaban algunos días ya eran evidentes en todos rincones y plazas los aires del carnaval, sin duda, el más renombrado de Cuba.

Visita a Cayo Granma

 

 

 

 

 

 

Cayo Granma es un pequeño islote que emerge a 29 metros (95 pies) sobre el nivel mar en el medio de la rada santiaguera. Para llegar a esa comunidad es necesario tomar un ferry u otra embarcación pues nos posible el acceso por carretera.

En otros tiempos fue un sitio de retiro donde las familias más acaudaladas de Santiago construyeron sus chalets de verano.

Las viviendas -en su mayoría construidas de madera- aún muestran su belleza pese al visible deterioro provocado por el paso de los años y el efecto constante del mar y los vientos.

En aras de rescatar este mágico lugar la Oficina del Conversador de la Ciudad acomete un proyecto de rehabilitación con el apoyo de la Junta de Andalucía.

La iniciativa –que ya ha dado sus primeros frutos- comprende la restauración integral de todos los inmuebles, es decir, no circunscribirse a la reparación de las fachadas, sino mejorar las viviendas en su totalidad.

Una importante parte de los habitantes del cayo se dedican a la actividad pesquera y otros laboran en las industrias que circundan la bahía.

Las celebraciones locales más importantes son los Carnavales Acuáticos, la Fiesta de la Jaiba y el Día de San Rafael, a quien está consagrada una ermita en la zona más elevada de la islita.

Los brigadistas pudieron conversar con la directora de la escuela

Escuela Primaria en Cayo Granma. Santiago de Cuba

primaria que junto a su colectivo y algunos alumnos ayudantes, dejaban todo listo para salir de vacaciones después de diez meses de sesiones lectivas. Como todos los centros escolares de Cuba, cuenta con los materiales escolares, incluyendo televisores, videos y computadoras para bridar una educación de calidad.

Uno de los docentes nos explicó que los egresados de ese plantel deberán continuar estudios secundarios y preuniversitarios  en la ciudad.

Durante el recorrido al ver la bandera puertorriqueña muchos salieron a nuestro encuentro para saludarnos con una calidez muy familiar.

Varios de los brigadistas más jóvenes no pudieron evitar darse un baño de mar en una de las playitas en compañía de varios niños y niñas que por estos días disfrutan de sus vacaciones.

Luego de almorzar en un restaurante construido sobre el muelle por donde desembarcamos, los muchachos de la UPR armaron un fiestón a golpe de plena.

Y al ritmo de la plena, nos embarcamos de regreso a la isla grande.

En histórico Cuartel Moncada

Los brigadistas visitaron el antiguo Cuartel Moncada

Camino a los hoteles hicimos una breve parada en el antiguo Cuartel Moncada, convertido después del triunfo de la Revolución en la Ciudad Escolar 26 de julio.

Pese encontrarse cerrado fuimos atendidos por uno de sus museólogos que en apretada síntesis revivió los acontecimientos acaecidos el 26 de julio de 1953.

El Moncada era entonces la segunda fortaleza militar y pese que militarmente la acción no alcanzó el éxito esperado, fue el catalizador que dio inicio a la lucha contra el gobierno ilegítimo y pro-yanqui de Fulgencio Batista.

Muy cerca de la edificación castrense se encuentra el Hospital Civil Saturnino Lora. Desde una de sus salas Fidel Castro pronunció su histórico alegato de autodefensa “La Historia me absolverá”, que constituyó el programa que contenía las transformaciones que ejecutarían  la si hubiesen alcanzado el triunfo.

Los ataques a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, este último en Bayamo, fue la resurrección de Martí cuando en el año de su centenario parecía morir su legada ante tanta ignominia de una república neocolonizada.

Artistas santiagueros reciben a delegación cultural boricua

Los artistas santiagueros recibieron a los brigadistas boricuas

La delegación cultural de la XX Brigada Juan Rius Rivera fue recibida en la Casa de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

La ocasión fue propicia para que el dúo de Los Hermanos Sanz y el trovador Sebastián regalaran su arte a los siempre hospitalarios santiagueros.

La destreza de Luis Sanz (16 años) en la interpretación del tres cubano y el cuatro puertorriqueño, provocó los elogios de los músicos, en especial los del reconocido compositor Enrique Bonne, figura obligada dentro del panorama musical cubano y gloria de la cultura nacional.

En el apretado patio interior -donde hubo lugar para todos los invitados boricuas y cubanos- fue inevitable que se armara la fiesta, que solo pudo ser interrumpida por la premura de tomar la guagua que nos devolvería a los hoteles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Culturales, Eventos, Recreativas, Visitas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s