La escuela de don Pedro Albizu

Alacranes es un pueblo de la geografía matancera del que apenas se habla en los medios de prensa nacionales. Ubicado en el sureño municipio de Unión de Reyes exhibe con orgullo las huellas de un pasado reciente muy vinculado a la industria azucarera, otrora motor de la economía cubana.

Allí también dejó su impronta el patriota Juan Gualberto Gómez, representante en Cuba del Partido Revolucionario Cubano y responsable de dar a conocer la orden del alzamiento armado del 24 de febrero 1895.

En una de sus calles se alza la escuela que lleva el nombre de don Pedro Albizu Campos. Estudiantes y maestros no dudaron en entregar un día de sus vacaciones para compartir con los brigadistas que ansiaban un encuentro como este para ver cómo es una escuela cubana.

Luego de las palabras de recibimiento la directora del plantel recibió las donaciones traídas por la brigada, un banner con el nombre de las escuela y una bandera puertorriqueña, dos viejos anhelos del colectivo escolar que la solidaridad hizo feliz realidad.

Los integrantes de del contingente boricua conversaron y bailaron hasta la saciedad con niños y niñas que no viven en la capital del país pero gozan de la misma alegría y espíritu bullanguero de los que conocimos en Alamar.

Los alumnos del centro escolar entregaron a Milagros Rivera una carta de salutación a sus homólogos puertorriqueños, misiva que demuestra la continuidad generacional del vínculo entre las patrias de Fidel y Albizu.

La escuela que muestra algunas huellas de deterioro, contrasta con la dedicación de su claustro de maestros que cada día acuden a la creatividad para elaborar medios para la enseñar más y mejor. 

La noticia de que ya disponen de una impresora los llenó de júbilo, mucho más cuando se sabe que fue fruto de la voluntad de los amigos de la Revolución en Puerto Rico.

Con renovada alegría los brigadistas dijeron hasta pronto a los nuevos amigos de la escuela Pedro Albizu Campos, no sin antes manifestar el deseo de regresar algún día y el compromiso de no olvidar esta visita.

Por la tarde asistimos a la presentación del grupo Afro Cuba en un centro cultural de la ciudad de Matanzas. Afro Cuba es una agrupación que reúne los principales elementos de la música y la danza de las diferentes etnias africanas que llegaron a la Isla como consecuencia de la trata de esclavos.

Al final de la presentación los artistas se refirieron a las raíces musicales que comparten cubanos y boricuas, dos naciones signadas por una historia muy similar.

Mural de Pedro Albizu Campos en la escuela del mismo nombre.

Antes de concluir el intercambio, la foto de colectiva

María Lucía Varona, brigadista de la Juan Rius Rivera

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eventos, Intercambios, Visitas. Guarda el enlace permanente.